telas resistentes y sus usos

Las mejores telas resistentes del mundo

Muchas de las prendas de vestir que adquirimos deben cumplir ciertas reglas de resistencia al fuego de la OSHA. Mas para determinadas personas en determinadas profesiones, un nivel más alto de ropa y lonas resistentes al fuego no solo es esencial, sino es esencial para sostenerlos seguros en sus labores laborales regulares.

Entre ciertas marcas y géneros de lonas resistentes al fuego más reconocidas se hallan los trajes de vuelo de nomex, kevlar, nomex, indura, pbi, proban, y otros nombres notables. Estos materiales están en especial fabricados y diseñados para eludir que la ropa se funda y cause más daño a una persona que el calor y el fuego por sí mismos.

 

Telas resistentes y sus usos

Nomex
Esta línea de lonas resistentes al fuego se ha usado desde los años sesenta. DuPont desarrolló y registró esta clase de tejido tras reconocer una necesidad entre los pilotos de carreras. Después de ser testigo de demasiados choques con fuego que resultaron en muertes, Nomex fue desarrollado como un tejido que se semeja mucho al nailon. Es transpirable, mas durable y cómodo de llevar. Los bomberos frecuentemente utilizan capuchas de Nomex, que se emplean para cubrir áreas de la cabeza, la cara y el cuello que de otra manera no estarían cubiertas por el casco y la máscara. Estas capuchas resguardan estas áreas del calor intenso, como de las llamas cuando se combate el fuego.

Kevlar
Entre ciertos tipos más habituales de lonas resistentes al fuego está el Kevlar. Está relacionado con el Nomex, y asimismo fue desarrollado por DuPont. Es más ligero y delgado que los tejidos tradicionales de Nomex, lo que lo transforma en una elección de populacho para la protección contra el calor. Al paso que la mayor parte de nosotros pensamos en chalecos antibalas cuando pensamos en el Kevlar. Tiene una enorme pluralidad de usos, y su capacidad para preservar su resistencia a la tracción tanto en el frío como en el calor extremos lo transforman en una elección conveniente para las personas que procuran ropa que les deje libertad de movimiento sin mucho acolchado y peso auxiliar.

Trajes de vuelo de Nomex
Hechos de más o menos noventa por ciento Nomex, los trajes de vuelo de Nomex son trajes de grado militar de EE.UU. utilizados por pilotos y astronautas. Estos trajes son ligeros y perdurables, y dan una buena cantidad de protección contra los incendios de la cabina y otros percances, al paso que dejan al usuario sostener un movimiento simple y libre. Estos trajes de vuelo son una parte esencial del equipo que emplean los pilotos y astronautas militares.

Indura
El algodón Indura es una de las marcas más vendidas de ropa resistente al fuego. Indura es cien por ciento algodón, y da durabilidad lavable para los profesionales que dependen de algún grado de ropa resistente al fuego. La ropa de algodón de Indura está tratada con polímeros resistentes al fuego, lo que da la protección contra el calor y el fuego que muchos profesionales precisan. Desde camisas, pantalones y calcetines, Indura ofrece una línea completa de ropa accesible para soldadores, electricistas, pilotos de carreras y pilotos.

PBI
El PBI es otra fibra orgánica que ofrece una resistencia al fuego superior. Debido a su contenido de humedad, es una genial elección para los bomberos y para aquellos que están sujetos a la exposición directa a las llamas. Sus fibras de color dorado se mezclan bien con otras fibras para crear un producto de primera calidad que es efectivo, perdurable y ligero. Asimismo es un tanto más alto en el fantasma de costes que otros productos equiparables.

Proban
Proban es un tanto diferente a las otras prendas de vestir resistentes y retardantes del fuego. Proban no es una fibra real, como muchos de los otros materiales anteriormente discutidos. Más bien es un tratamiento que se aplica a los tejidos una vez que han sido tejidos. Muchas de las prendas de vestir que conocemos y con las que estamos familiarizados, como Carhartt y Dickies, son tratadas con Proban. Estos productos son accesibles y bastante eficientes para otorgar un grado algo menor de resistencia a las llamas que ciertos otros tejidos, mas darán una extensa protección a determinados profesionales.

Los tejidos que son IFR (Inherently Flame Resistant) se tejen con fibras que son ya resistentes a las llamas. Esto quiere decir que estas lonas proseguirán siendo resistentes a las llamas a lo largo de toda la vida sin precisar ningún tratamiento auxiliar. No obstante, los tejidos tratados resistentes a las llamas son tejidos que se rocían o bien se sumergen en un producto químico resistente a las llamas. Este tratamiento hace que los tejidos sean resistentes al fuego, mas la resistencia al fuego puede no ser permanente. Estos géneros de tejidos pueden perder cierto grado de su resistencia al fuego por el lavado, el empleo regular y la exposición a determinados elementos.

Para los profesionales que requieren cualquier grado de resistencia al calor y a las llamas como una parte de su trabajo, hay una pluralidad de tejidos libres para escoger. Desde lonas que están hechas de fibras resistentes al fuego hasta lonas tratadas con un producto químico resistente al fuego, hay un estilo, un peso y una marca que se amoldan a sus necesidades y a su presupuesto.

Deja un comentario